English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Nos compete a todos: Alertas por ola de calor


El Servicio Meteorológico utiliza un sistema de advertencias para anticipar los posibles efectos dañinos de temperaturas extremas en la salud de la población. Qué riesgos implica cada nivel

Durante el verano 2009-2010, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) implementó en la Ciudad y el Conurbano el sistema de alertas sobre olas de calor y salud con el fin de "poder anticipar a la población, con la mayor antelación posible, situaciones meteorológicas extremas y sus posibles efectos en la salud y mortalidad" para así lograr que esta "aumente los recaudos frente a las olas de calor". La entidad extendió este verano el sistema a Rosario y sus alrededores.


El sistema está compuesto de cuatro niveles que se refieren a los distintos estados del tiempo en relación con su potencial efecto dañino para la población, identificados por colores: verde, amarillo, naranja y rojo.

El primero, el verde, simboliza el mínimo estado de vigilancia durante el verano y no implica riesgos sobre la salud.

Le sigue el amarillo, cuando una ola de calor puede resultar peligrosa, especialmente para bebés, niños pequeños y adultos mayores de 65 años. Este estadio, con riesgo leve a moderado, se alcanza cuando se superan los umbrales de las temperaturas máximas y mínimas en la ciudad y cuando, a su vez, esas temperaturas se mantienen en un pronóstico de 24-48 horas.

El nivel naranja implica que las temperaturas extremas se extienden más allá del plazo de 48 horas y representan un riesgo moderado-alto para la salud de la población, especialmente para bebés, niños pequeños y adultos mayores de 65 años. Por ello es necesario tomar los recaudos necesarios delineados por el Ministerio de Salud, como la ingesta de agua, la consumición de alimentos frescos, la elección de ropa suelta y materiales livianos, entre otros.

La alerta roja, finalmente, es declarada en el marco de una ola de calor extensa y excepcional, con pronósticos que indican la continuidad de las altas temperaturas. Implica riesgos sobre la salud de toda la población y no solo de los grupos de riesgo.

Consejos a Seguir en Caso de Temperaturas extremas



  • Recomendaciones ante una situación de temperaturas extremas por calor
  • Limite su exposición al sol, permanezca en lugares protegidos del sol el mayor tiempo posible y manténgalos bien ventilados.
  • Tenga en cuenta que, al entrar o salir de estos lugares, se producen cambios bruscos de temperatura que pueden afectarle.
  • Tome comidas ligeras y regulares, bebidas y alimentos ricos en agua y sales minerales, como las frutas y hortalizas, que le ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor.
  • Vístase con ropa adecuada de colores claros, cubriendo la mayor parte del cuerpo, especialmente, la cabeza.
  • Evite ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día.
  • Interésese por personas mayores y enfermas próximas, que vivan solas o aisladas.
  • Nunca deje a niños ni personas mayores en el interior de un vehículo cerrado.


RECUERDE
La prevención favorece su seguridad y conocer algunas pautas de conducta para la autoprotección ayuda a tomar las decisiones adecuadas.

Siga las recomendaciones específicas sobre sequía ante una situación de escasez de agua, así como las correspondientes a la prevención de incendios forestales.

Prevención y tratamiento de los golpes de calor (insolación)
1. Personas de riesgo.
· Los niños menores de 5 años.
· Las personas mayores de 65 años.
· Personas con problemas de obesidad.
· Personas que ejercen actividades de mucho esfuerzo físico.
2. Prevención.
· Evitar la exposición prolongada a temperaturas altas.
· Beber abundantes líquidos.
· Comer en pequeñas cantidades preferentemente frutas y verduras.
· Utilizar ropa ligera y de colores claros.
· Evitar esfuerzos físicos prolongados e innecesarios.
3. Síntomas.
· Temperatura superior a los 37’8 grados.
· Respiración y pulso acelerado.
· Piel húmeda y sudorosa.
· Calambres y sensibilidad muscular.
· Nauseas, vómitos, debilidad y mareo acusado.
· Vista empañada.
· Convulsiones y pérdida de consciencia.
4. Primeros auxilios.
· Transportar a la persona a una zona fresca y con sombra.
· Darle líquido a pequeños sorbos.
· Liberar a la persona de la mayor cantidad de ropa posible (Corbatas, cinturones etc…)
· Aplicar toallas húmedas en la frente si la temperatura es demasiado alta.
· Controlar en todo momento el pulso y la respiración.
· Avisar al medico.


Para contactarnos
escobarlarevistadigital@gmail.com
LA REVISTA y la Comunidad
Publicar un comentario

Entradas populares