English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Internet Segura: Informe Unicef Argentina

Un Universo al alcance de un dedo: Una biblioteca, una sala de juegos, un lugar de encuentro, un canal de comunicación, un espacio de expresión, un museo, un viaje…
Todo eso es Internet.
Al alcance de un dedo, encontramos diversión, vida social, información, arte, o lo que se nos pueda ocurrir.*

Esta publicación busca aportar ideas para acompañar a niños y adolescentes en el uso responsable y seguro de Internet y las redes sociales, Para garantizar el máximo goce de sus derechos, evitando los riesgos posibles.

Una Oportunidad, Un Desafío


Aunque los comienzos de Internet se remontan a la década del ’60, es recién desde el comienzo del siglo XXI que su utilización se expande fabulosamente: en 2011 se calcula que la cantidad de internautas, en todo el mundo, supera los 2.000 millones.
En Argentina, en la actualidad, hay más 5.000.000 de hogares con servicios de banda ancha, y 12.000.000 de argentinos y argentinas utilizan redes sociales.
Estos números demuestran el inmenso impacto que las llamadas “tecnologías de la comunicación y la información” (TICs, la televisión, teléfonos celulares, Internet…) tienen en nuestra vida cotidiana y, sobre todo, en el modo en que nos comunicamos entre nosotros y con el mundo.
Para los niños, niñas y adolescentes, las TICs son el modo “nativo” de comunicación entre ellos y de interacción con el mundo, por eso se los llama nativos digitales.
En octubre de 2010, UNICEF realizó una investigación sobre el uso de las redes sociales entre los adolescentes, que mostró que estas –sobre todo Facebook– son las herramientas de comunicación más utilizadas por la amplitud de posibilidades de que brindan los muros, el chat, los videos, las fotos y las aplicaciones de juegos, preguntas o encuestas.
Como padres y madres, estas nuevas formas de comunicación plantean una serie de desafíos a la hora de garantizar los derechos de los jóvenes y de protegerlos de los riesgos que existen en el ciberespacio.



Diversión, información y precaución (Julián Weich)
Desde hace algunos meses me sumé a las redes sociales, específicamente a Twitter (@Julyweich), y la verdad es que resultó ser una herramienta muy útil.
La utilizo para estar informado sobre cosas que a mí me interesan y sobre todo para difundir eventos y acciones solidarias.

Me sirve para movilizar búsquedas de dadores de sangre y hasta para alertar sobre algún embotellamiento así los conductores no se quedan atascados.
También lo uso para alentar a algún deportista o preguntar la hora de algún partido. Sigo a varios músicos, periodistas, actores, conductores, canales de
noticias, fundaciones y ONGs.
La inmediatez de Twitter es maravillosa cuando hablamos de solidaridad, porque las cosas se divulgan rápido cuando se necesitan y muchas veces las respuestas a un pedido de ayuda son en el momento.
Por mi profesión, estoy expuesto, y por eso, tomo precauciones.
Soy consciente de que cualquier cosa que publique puede ser vista por todo el mundo. Al igual que en los medios tradicionales de comunicación no hablo sobre mi vida privada. Preservo y resguardo mi intimidad e intento compartir estas pautas con mi familia.
Es importante que los padres entiendan cómo funciona Twitter para poder entender lo que hacen sus hijos y para poder protegerlos en algunos casos.
Por ejemplo, cuando te siguen en Twitter quieren saber de vos y de tu vida, pero el que te sigue no solo sabe lo que queres contar, también se entera de cosas que muchas veces no te das cuenta.
Si alguien dice en Twitter estoy comiendo en un restaurant, o me fui al cine, también esta diciendo no estoy en mi casa o mi casa quedo sola.
Diversión, información y precaución. Siempre

LOS DERECHOS DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN LA ERA DE INTERNET

Recordemos que la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN, sancionada en 1989) garantiza a cada niño, niña y adolescente el derecho a opinar y ser escuchado (art. 12), la libertad de expresión, incluida la libertad de buscar, recibir y difundir información (Art.13), la libertad de asociación y asamblea y el derecho a la información (artículo 17), entre otros. Aunque esta Convención fue redactada antes de que Internet se convirtiera en una herramienta omnipresente, la CDN es muy pertinente cuando se trata de que los jóvenes accedan, publiquen y compartan contenidos en línea. Con el rápido desarrollo de las TICs en la última década, estos derechos están más vigentes que nunca.
Tanto Internet como las redes sociales pueden ser una maravillosa herramienta para la realización de los derechos de los jóvenes. Como padres es una oportunidad y un desafío acompañarlos en este camino de aprendizaje.
Conversar con ellos sobre el uso responsable de la web es el punto de partida para eso.

La regulación DE LAS REDES SOCIALES
Las personas en mejor posición para ayudar a los niños y niñas a no tener malas experiencias en Internet son los adultos que se encargan de su cuidado y desarrollo

Antes de decidir ingresar como miembro a una red social es importante conocer sus Términos y Condiciones (TyCs). Cuando esos TyCs cambian, lo que sucede frecuentemente, es necesario interiorizarse sobre cuáles fueron los cambios y para qué se realizaron.
La mayoría de las redes sociales coincide en algunas cuestiones importantes. Por ejemplo:
_No permiten la difusión de contenidos sexuales o material pornográfico, con expresa mención de todos aquellos que estén relacionados con niños, niñas y adolescentes.
_No admiten el lenguaje violento o que incite al odio.
_No admiten la discriminación en ninguna de sus formas.
_Prohíben la creación de perfiles que no representen a una persona real, o que usurpen la identidad de una persona real.
_No admiten las expresiones que agravien u ofendan a personas, grupos o comunidades.
Además, la mayoría de las redes sociales tienen edades de admisión. Por ejemplo, Facebook, Twitter o Google+ no admiten usuarios o usuarias menores de 13 años, y Taringa solo acepta personas mayores de 18 años.
Para los niños y niñas hay redes sociales especialmente diseñadas para ellos, como Penguin Club o Mundo Gaturro que incluyen filtros y controles de contenidos, además de moderadores automáticos y humanos en sus foros y salas de chat. Por otra parte, estas redes tienen secciones con recomendaciones claras y precisas para los padres.

La mayoría de las redes sociales cuentan con herramientas para denunciar este tipo de contenidos. Es importante utilizarlas cuando encontramos publicaciones que violan estas normas, para que sean eliminadas

La privacidad
Una vez publicada la información en las redes sociales deja de pertenecer solamente al usuario

Muchas de las cosas que hace 50 años se consideraban “privadas”, o sin interés, hoy –por el contrario– son temas privilegiados en las redes sociales.
Muchos niños, niñas y adolescentes deciden compartir información vinculada a su imagen personal, sus rutinas y sus pensamientos en las comunicaciones
online. El estudio de UNICEF mostró que las fotos, por ejemplo, ocupan un lugar central en los intercambios virtuales: permiten identificar físicamente al interlocutor, son el disparador de conversaciones y hasta permiten evaluar la veracidad o falsedad de los perfiles.
Cuando nos registramos en una red social, el sistema nos ofrece la posibilidad de agregar más información a nuestro perfil y de configurar la privacidad del mismo.
Así, por ejemplo, elegimos si compartimos nuestra información con toda la red, con nuestros contactos, con los contactos de nuestros contactos o simplemente si hay parte de esa información que no queremos compartir

Establecer los parámetros de privacidad suele presentar cierto grado de complejidad. En el caso de niños, niñas y adolescentes es importante que padres, madres o adultos a cargo puedan conversar con ellos sobre cuáles van a ser los criterios de privacidad que aplicarán respecto de la información que suben a Internet.
Es necesario conversar sobre esto y permitirles pensar, elegir y determinar por sí mismos, con el consejo de un adulto, cómo y con quién quieren compartir su información

Algunos riesgos en Internet
Es aconsejable hablar sobre sus andanzas en línea y compartir sus aventuras en Internet con la mayor frecuencia posible


Los niños, niñas y adolescentes están expuestos a otros riesgos en Internet, ya sea como víctimas o como partícipes. Algunos de estos riesgos se relacionan con situaciones:

_comerciales: que reciban spam, que sus movimientos en la web sean seguidos, o que se capture su información personal, o que naveguen sitios de apuestas. A su vez, podrían hackear sitios o usuarios, descargar material ilegal, etcétera.
_violentas: que reciban o encuentren (o que produzcan o difundan) contenidos violentos, que sean acosados, agredidos o abusados (o que acosen o agredan a otros).
_sexuales: que reciban o encuentren contenidos pornográficos, que se encuentren personalmente con extraños que conocieron en la web. También podrían producir o subir material pornográfico a la red.
_éticas: que reciban o encuentren (o que produzcan o difundan) contenidos racistas o que fomenten la anorexia, entre otros



Somos Nosotros (MDQ - Eugenio y Sebastián Weinbaum)

En Facebook, una persona que no conocíamos nos creó una cuenta. Al principio no le dimos importancia, pero después decidimos armar la página oficial de MDQ para evitar confusiones.
No fue tan fácil: el Facebook trucho crecía y el nuestro no. Desde el trucho decían que los truchos éramos nosotros, y encima incluían publicidades y otras acciones que ponían en riesgo nuestro nombre.
Entonces hicimos la denuncia formal en Facebook que, para nuestra sorpresa, se contactó con la productora para confirmar la situación que denunciamos.
Después de poco más de un mes se nos reconoció, se dio de baja la página no oficial, y se avisó a los seguidores el motivo.
Hoy tenemos más de 870.000 personas que nos alientan, comentan y apoyan. Esto es una responsabilidad muy grande y aunque publicamos poco, lo que escribimos lo hacemos para transmitir acciones positivas y solidarias

La discriminación EN INTERNET
Todos estos actos están explícitamente prohibidos en los TyCs de las diferentes redes sociales, y también por la Constitución Nacional, las Leyes Nacionales y diversos Tratados Internacionales.

Discriminación es cualquier acto que pretenda excluir a una persona o grupo por sus características físicas, su religión, etnia, condición social, económica, orientación sexual o preferencia política. Hay muchas otras formas de discriminación en Internet:
_Mails o mensajes con burlas, insultos u ofensas.
_Cadenas de mails en las que se insulta, se amenaza o se invita a excluir a una persona de un grupo o comunidad.
_Grupos en las redes sociales que invitan a sumarse en contra de una persona en particular o a excluirla de las actividades, ya sea en Internet, el club o la escuela.
_Grupos en las redes sociales que invitan a sumarse en contra de una comunidad, o de una idea o de una religión.
_Juegos creados para pegarle o tirarle cosas a determinada persona.
_Otra forma frecuente de discriminación en Internet es la falta de herramientas que permitan navegar a las personas con discapacidad auditiva o visual.

Ni víctimas ni victimarios Es indispensable que niños, niñas y adolescentes comprendan que tras el perfil de un usuario o usuaria de una red social hay una persona y que, por lo tanto, cualquier acto de agresión, violencia, burla, acoso o discriminación realizado en el ámbito de Internet tiene consecuencias en la vida real de la persona afectada. Conversar, intercambiar opiniones, reflexionar y ayudar a la toma de conciencia es una de las mejores maneras de prevenir tanto que realicen como que sean víctimas de situaciones de acoso o discriminación

¿QUÉ HACER FRENTE A UN CASO DE DISCRIMINACIÓN EN INTERNET?
No reaccionar de manera exagerada si nos cuentan que encontraron o hicieron algo “malo” en Internet

Las redes sociales, junto a las TICs, nos abren un nuevo universo en el cual múltiples y diversas interacciones son posibles. Este nuevo universo es un espacio, por su misma esencia, de libertad y horizontalidad. La Plataforma por una Internet libre de discriminación busca proteger y promover estos valores evitando que sean utilizados para promover actitudes discriminatorias, racistas o xenófobas. Sus herramientas posibilitan que las personas usen los mecanismos que cada red social posee para denunciar comentarios, notas o contenidos, garantizando así el ejercicio de sus derechos.
Defender la libertad de las plataformas digitales es defender que todos sean igual de libres para expresarse sin ser agredidos o discriminados.
Si un niño, niña o adolescente está siendo víctima de acoso y discriminación, se recomienda:
_Ser equilibrados en la evaluación del problema: sin minimizarlo ni sobredimensionarlo.
_No echarle la culpa a Internet. La queja sobre el medio o la prohibición de su uso no solucionan el problema. Cerrar los perfiles en las redes sociales, tampoco.
_Reflexionar junto a él o ella sobre cuáles son las herramientas con las que cuenta para protegerse.
_Alentarlo o alentarla para que no se sientan avergonzados y compartan la situación con sus docentes, amigos y amigas. Mantener el secreto hace más fuerte a quien o quienes lo discriminan o acosan.
_Prevenir cualquier actitud de revancha. Es esencial que niños, niñas y adolescentes comprendan que no tiene sentido responder a la discriminación con más discriminación.
_Consultar con la escuela y los organismos dedicados a combatir este tipo de acciones.


Algunos datos La iniciativa “Tu privacidad on line: Navegá protegido”, realizada por Microsoft junto al INADI, buscó alertar sobre los riesgos que corren los niños, niñas y adolescentes en la web, y concientizar sobre la importancia de utilizarla responsablemente. El análisis de la encuesta realizada mostró que el 16% de los y las participantes alguna vez recibió intimidaciones o amenazas en alguna red social; de ellos, el 28% no hizo nada, el 46% lo denunció, el 6% avisó a sus amigos y el 16% lo habló con sus padres. Además, el 15% de los y las encuestadas afirmó que sufrió discriminación en alguna red social; de ellos, el 47% afirmó que no hizo nada al respecto, el 21% lo denunció y el 11% lo habló con sus padres


Recursos y consejos PARA ACOMPAÑAR A CHICAS Y CHICOS EN LA WEB
Algunas recomendaciones fueron tomadas del documento Navegación segura y uso responsable de Internet, que publicó la Jefatura de Gabinete de Ministros. Disponible en http://www.internetsano.gob.ar/

_Usar nosotros las tecnologías y navegar por Internet, experimentando y aprendiendo cuáles son sus posibilidades, servicios y funciones.
Es una excelente forma de comprenderlos mejor y de facilitar el diálogo con las chicas y chicos.
_Conocer las características de las redes sociales, foros y otros sitios en los que participen.
_Establecer normas y pautas razonables, discutiéndolas con ellos. Una buena idea es anotarlas y exponerlas cerca de la computadora, para no olvidarlas.
_Regular el acceso a Internet, no sólo desde computadoras, notebooks y netbooks, sino también desde los teléfonos celulares y otros dispositivos móviles.
_Utilizar los filtros y las funciones de control de contenido. Los proveedores de Internet ofrecen herramientas de control parental que los adultos pueden implementar para proteger a sus hijos e hijas en la navegación.
_Dentro de lo posible, acompañar sus actividades en Internet.
_Estar atentos a los cambios de conducta de los niños, niñas y adolescentes.
_Alertar sobre los riesgos de dar información indiscriminadamente.
_Conocer los contactos con los que se comunican, y advertirles sobre los riesgos vinculados a la suplantación o robo de identidad.

UN ALIADO FUNDAMENTAL: EL DIÁLOGO _Generar espacios de confianza para que chicos y chicas puedan comentar sus dudas o las situaciones que les parezcan extrañas o incómodas. _Tratar de que Internet y los hábitos sobre su uso sean un tema de conversación habitual con los niños, niñas y adolescentes. _Conocer sus intereses en Internet, y compartir con ellos tiempo de navegación, especialmente con los y las más pequeñas.

ENSEÑAR A LOS CHICOS Y LAS CHICAS A NAVEGAR RESPONSABLEMENTE
Hay que estar atentos a lo que chicos y chicas hacen en Internet. Es importante escucharlos y acompañarlos en esta etapa de descubrimiento

A medida que los chicos y las chicas crecen es necesario que aprendan a utilizar Internet de forma segura y responsable cuando están solos.
Por eso, es fundamental que les enseñemos a:
_no intercambiar información personal, contraseñas o datos de la familia con desconocidos, ni subirlos o publicarlos en sitios públicos.
_comprender en qué consiste la privacidad. Explicarles la importancia de proteger sus datos personales, con ejemplos de la vida cotidiana para que entiendan que esa información puede ser utilizada en su contra.
_respetar la privacidad de amigos, conocidos y familiares, no identificando a las personas que aparecen en sus fotos o videos sin su autorización; y a hacerse respetar cuando se sientan incómodos por alguna referencia a ellos en algún sitio, solicitando su eliminación.
_actuar responsablemente cuando se encuentren con contenidos inconvenientes.
_no revelar ni compartir sus contraseñas. Y no elegir la opción “recordar la contraseña” cuando se utilizan computadoras públicas.
_evitar encontrarse personalmente con gente que conocieron en la red sin la supervisión de un adulto de confianza.
_comunicarse responsable y respetuosamente.
“Si tenés pudor o vergüenza de decir algo a la cara, no lo envíes por correo electrónico, chat o SMS, ni lo ‘cuelgues’ en una página web”. Deben recordar que detrás de un nick o perfil hay una persona, y se deben seguir las mismas reglas de educación y respeto que garantizan la convivencia en la vida real.
_si se vende la computadora, eliminar toda la información personal que pueda contener. El método más seguro es formateando el disco rígido antes de entregarla.
_cuidar la información personal que guarda en el teléfono celular, y evitar prestarlo a personas que no sean de confianza, porque esos datos o imágenes podrían ser retransmitidas

GEORREFERENCIAMIENTO Muchos teléfonos y algunas redes sociales, a través de aplicaciones como foursquare, ofrecen la posibilidad de ubicar geográficamente al usuario o al contenido. Si bien estas tecnologías permiten encontrar a los amigos que están cerca o participar de juegos virtuales, también tienen ciertos riesgos. Es importante, en principio, consultar si los chicos y las chicas están usando estas tecnologías y si sus TyCs permiten su uso a menores de 18 años. Si estas aplicaciones se vinculan con cuentas en redes sociales, un chico podría estar transmitiendo su ubicación a desconocidos. Para evitar eso, lo mejor es revisar la configuración y asegurarse que se comparte la información solo con personas de confianza.

JUEGOS EN RED

Algunos juegos en red desarrollan las capacidades de niños, niñas y adolescentes. Otros pueden vulnerar la privacidad de los datos o presentar contenidos violentos, prejuiciosos o discriminatorios. Para reducir los impactos negativos que pueden tener, es aconsejable dedicar tiempo a jugar juntos y así poder orientar a los chicos y chicas acerca de sus contenidos.
Por otra pate, existen otros juegos, en los que los participantes interactúan en un ambiente virtual representados por un avatar. Este tipo de intercambios
pueden también incluir la transferencia de información personal. Conversar con los chicos acerca de la información que se comparte, contribuye a generar
conciencia sobre los riegos.

IMAGEN Y FUTURO
Una forma de orientar sobre las imágenes apropiadas para ser compartidas es elegirlas juntos, o ejemplificar con las fotos de otros

Es importante conversar con los y las adolescentes sobre cómo los podría afectar, en el futuro, la difusión de las imágenes que comparten en el presente. Hay que recordarles que los datos, fotos y videos que suben hoy a la red pueden permanecer para siempre, y podrían ser usados para perjudicarlos. Muchas veces lo que hoy puede resultar una broma, fuera del contexto adecuado, puede repercutir negativamente en su reputación

LA WEBCAM
Decidir con quién participamos de una conversación en video, es parte de las alternativas que generan las nuevas tecnologías y sobre las cuales debemos orientar a los chicos. Las transmisiones de video de los chats o mensajerías pueden ser grabadas, y estos videos pueden ser utilizados perjudicialmente. Así, deben tener en cuenta que es preferible no filmar actos de la vida íntima. Y mucho menos deben ser estos compartidos en la web, ni siquiera restringiendo quiénes podrán verlos, ya que esos filtros pueden, eventualmente, ser violados, o nuestra confianza puede verse defraudada


*Créditos
Coordinación General: María José Ravalli
Redacción: Laura Cambra, Mª Dolores Giménez Zapiola, María José Ravalli
Edición y Correcciön: Mª Dolores Giménez Zapiola
Diseño: Fernanda Rodríguez (www.fernandarodriguez.com.ar)
Revisión: Gimo Pinto, Paula Carri
Agradecimientos: a Tute, Julián Weich, Eugenio y Sebastián Weinbaum


Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com

LA REVISTA y la Comunidad
Publicar un comentario

Entradas populares