English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Fundación Temaikèn: conservación del Aguará Guazú en Córdoba

Por Paula Gonzalez Ciccia // Coordinadora del Programa de Especies Amenazadas Departamento de Conservación e Investigación Fundación Temaikèn.
Este artículo fue publicado en la edición de enero de 2014 de la revista CONNECT de *AZA. Para ver su edición original puede ingresar aqui.

El aguará guazú (Chrysocyon brachyurus) fue clasificado como un cánido silvestre en peligro de extinción en Argentina por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y está clasificado como una especie en peligro crítico de extinción por la Asociación Argentina de Mastozoología (Sarem, 2012).


Las principales amenazas a la conservación del aguará guazú incluyen accidentes de tránsito, destrucción de su hábitat natural causada por actividades de agricultura, su persecución por ser predadores de ganado y las enfermedades transmitidas por perros domésticos (Rodden et al, 2004).

Como resultado de sus hábitos solitarios y su territorio relativamente extenso, el aguará guazú habita áreasde baja densidad poblacional. Esta es una importante desventaja durante la investigación de su ecología y comportamiento salvaje. La historia natural conocida sobre esta especie en Argentina se basa principalmente en evidencia anecdótica recogida durante tiempos y espacios de gran escala. La mayor parte de información ecológica y de comportamiento proviene principalmente de áreas protegidas en Brasil. Por este motivo, gran parte de las acciones de conservación están basadas en información pobre o incompleta (Soler, 2009).


Se conoce muy poco sobre el estado del aguará guazú en la provincia de Córdoba. Algunas décadas atrás se lo consideraba extinto en esta área del país, pero recientemente se registró la presencia de esta especie en la zona y hoy en día se sabe que viven allí.

La visión el proyecto de conservación del aguará guazú de Fundación Temaikèn consiste en asegurar la presencia de la especie en su hábitat natural y generar apreciación y respeto por la misma de parte de las comunidades locales en la actualidad y para el futuro. Fundación Temaikèn contribuye a la conservación del aguará guazú mediante la rehabilitación de animales heridos en el CRET y a través de la educación: apuntamos a hacer decrecer el efecto de las actividades humanas que impactan la supervivencia de esta especie. En colaboración con la Secretaría de Ambiente de la provincia de Córdoba, Fundación Temaikèn trabaja en diferentes estrategias de conservación.

Reintroducción de individuos rehabilitados en el CRET

El primer ejemplar rehabilitado fue reintroducido en 2010, luego de haber sido confiscado y trasladado a las instalaciones de Fundación Temaikèn. El aguará guazú fue liberado en su hábitat natural y monitoreado con tecnología VHF. Esta acción fue acompañada por una fuerte campaña de educación en la zona.


Estudios de campo para determinar la abundancia relativa de la especie

En Fundación Temaikèn desarrollamos un protocolo de registro de huellas y excrementos que nos permite calcular la abundancia relativa de la especie en cualquier área. El Museo Argentino de Ciencias Naturales lleva a cabo análisis genéticos utilizando la materia fecal para confirmar la presencia y el número deanimales presentes en la región. Durante los monitoreos que se realizaron para calcular esta abundancia en la región, se cubrió un área de 73km en 13 transectas. Se recolectaron muestras en estepas, humedales y matorrales. La abundancia relativa de la especie fue de 0.39 huellas/km. El 65,5% de la evidencia corresponde a huellas y el 37,5% restante corresponde a excrementos.

Adicionalmente, en octubre de 2013 comenzamos un estudio utilizando cámaras trampa en los lugares donde la presencia de la especie fue confirmada por evidencia indirecta.

Diagnóstico de la percepción social de la especie en comunidades locales

El diagnóstico social se logra entrevistando a representantes locales de diferentes grupos: propietarios, granjeros, cazadores, maestros, habitantes de la tercera edad, entre otros. Los datos obtenidos completaron un estudio de percepción iniciado en 2009 (N:278) en el cual 76% de las personas entrevistadas se mostraron interesadas en la conservación del aguará guazú. En 2011 y 2012 se continuó entrevistando a estudiantes de la zona (N:579) sobre sus conocimientos generales de la especie. Además, se realizan entrevistas cada vez que hacemos trabajo de campo (N:32).

Disminución de los efectos de las actividades del hombre

Desarrollamos diferentes estrategias para alcanzar esta meta y para aumentar la percepción positiva y el valor que las comunidades locales tienen de esta especie. También se ha trabajado incluyendo a los propietarios y a los granjeros directamente en las acciones de conservación del aguará guazú. Periódicamente realizamos talleres regionales y trabajamos directamente sobre la educación junto a sus principales actores (docentes y estudiantes), además de realizar investigaciones y trabajar sobre el plan legislativo de la provincia.

Este proyecto eleva la percepción pública y la apreciación de la conservación de especies silvestres, nosólo en estas comunidades locales sino también a escala nacional. La reintroducción de los individuos y lo que las personas pueden observar en base al monitoreo de estos animales es una herramienta poderosa que nos ha permitido comunicar un mensaje de conservación convincente. Las actividades educativas estimulan la acción y la integración de jóvenes y adultos en diferentes estrategias del proyecto. Éste considera las necesidades de cada comunidad, además de la relación que existe entre los habitantes y su entorno, con la finalidad de comprometerlos en su manejo y conservación.


Los resultados de este proyecto son:

- La determinación de la abundancia relativa del aguará guazú en diferentes hábitats de Córdoba.
- Una descripción completa de la percepción de la población y su valoración en términos de conocimiento, actitudes y acciones.
- La implementación de recomendaciones de manejo para disminuir la amenaza para la población.
- El aumento de la expectativa de supervivencia en individuos reintroducidos a través del involucramiento de la población en su conservación.
- Aumentar el compromiso de las personas y su valoración de la especie como actor clave de la conservación y la importancia del aguará guazú en la protección de su ambiente.

REFERENCIAS:
RODDEN, m.; RODRIGUES, F. & BESTELMEYER, S. 2004. Maned wolf. Chrysocyon brachyurus. Pp: 38-55. In: Canid, Foxes, Jackals and Dogs. Status survey and conservation Action Plan. (Sillero-Zubiri, C.; Hoffmann, M. & Macdonald, D.W., editors). Switzerland and Cambridge, UK. 430 pp.
SAREM, 2012. Libro Rojo mamíferos amenazados de la Argentina. Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamíferos.
SOLER, L.; CÁCERES, F.; PALACIOS GONZALEZ, M.J.; RODDEN, M.; CARENTON, J.M.; MININI, S.; E.B. 2009. Conservation perspective on Maned wolf Chrysocyon brachyurus in Argentina. Pp: 169. 10th International Mammalogical Congress. Mendoza. Abstract Nº 349.

*AZA: (Asociación Americana de Zoológicos y Acuarios: http://www.aza.org) Es una organización sin fines de lucro dedicada a la promoción de parques zoológicos y acuarios públicos en las áreas de conservación, la educación, la ciencia y la recreación. La sede de la AZA está situado en Silver Spring, Maryland. Fundación Temaikèn es miembro de esta asociación.

Acceder al ECODICCIONARIO AQUI
Para asociarse a Fundación Temaikén o donar, acceder AQUI

LA REVISTA y la Comunidad
Publicar un comentario

Entradas populares