English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Nos Compete a Todos: los peligros de la fatiga mental


Cuando decaen las funciones intelectuales se pueden experimentar los primeros síntomas de la fatiga mental. Esta condición, que puede tener origen en una enorme variedad de causas, puede llevar a una acumulación de estrés crónica (con consecuencias negativas para el organismo). En los casos de fatiga mental se puede comprobar una falta de concentración permanente, una disminución en la capacidad de asimilación de información, aumento de los errores cometidos y una relación de esfuerzos y resultados muy desigual.

Los primeros síntomas por los que se puede reconocer la fatiga mental son el cansancio ocular, la sensación de cansancio permanente, migraña, mareos, irritabilidad inexplicable y problemas a nivel digestivo. La mayoría de las veces la fatiga mental está asociada a un estilo de vida con niveles de estrés demasiado elevados y/o a un exceso de trabajo. Ciertos trabajos u ocupaciones pueden tener niveles de exigencia intelectual más elevados que los que requieren la mayoría de los oficios físicos (allí se comprueban las mayores dificultades).


Para prevenir la aparición de fatiga mental de tipo crónico podemos tomar unas pocas medidas que nos darán muy buenos resultados incluso a corto y mediano plazo. En primer lugar es importante restablecer el descanso nocturno que nos falte (en caso de haber dormido pocas horas) y regularizar el ritmo de suelo. Para prevenir las consecuencias negativas del exceso de trabajo lo más recomendable es establecer objetivos parciales y estipulados de forma objetiva. Además es importante hacer el tiempo suficiente para tomar una o más pausas en las distintas sesiones de trabajo. Esto es lo que le permite a una persona desconectarse de las actividades que está llevando a cabo y evitar cualquier consecuencia desafortunada. También hay que asegurar buenas condiciones ambientales (aire fresco, iluminación suficiente, bajo nivel de ruidos, etc.).
LA REVISTA y la Comunidad
Publicar un comentario

Entradas populares