English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Algo de historia: MATHEU

En febrero de 1898, se comienza a construir la parada ferroviaria en el km. 54 del ramal VICTORIA -ZELAYA, a los pocos días, se firmaría la escritura traslativa de dominio de un área de terreno a favor del Ferrocarril Central Argentino a través de un acto protocolar se designa a dicha parada con el nombre del prócer de mayo "Domingo Matheu", al cabo de tres años de su puesta en marcha, no solo se amplio su edificio sino que se la elevo a la categoría de estación con todos los servicios que esa categorización significa.
La llegada del ferrocarril inició un crecimiento poblacional, formado originalmente por doce manzanas de las cuales solo 6 fueron divididas en 94 lotes con su correspondiente marcado de calles. Las parcelas ubicadas frente a la estación fueron vendidas, en forma particular, permitiendo el asentamiento de las primeras familias, que darían vida al incipiente poblado, iniciándose la instalación de los primeros comercios e industrias, como el molino harinero Bancalari, que se suma a las ya existentes, ganadera, ladrillera, cultivo de espárragos. Llego así a Matheu primer almacén de ramos generales propiedad de Juan Carlos Sbravatti, en 1903 se instaló otro comercio similar y de forrajes perteneciente a José Dell Acqua, la primera panadería que perteneció a Doña Felisa de Longhi, conocida como la Aurora y en la calle Real y Nazarre, se encontraba el boliche Fragalo, el primero y único del pueblo, paso obligado de la peonada.
Durante la década del 30, el pueblo tomará nuevo impulso como consecuencia de nuevos remates de tierras y por la instalación de la fábrica de corchos, propiedad de Juan Alves Rosa, industria que permitió no solo la toma de mano de obra, sino que promovió el asentamiento de otras familias. Durante está época se establecen nuevos comercios entre ellos, la panadería de Gomez, el despacho de bebidas de Josefina Casenave , el almacén de Spavioli y la herrería de Angel Basílico, el primer surtidor de gasolina atendido por Pedro Gadda, en el camino real y frente al actual barrio de Villa Saboya se instaló un almacén de ramos generales al que se bautizó " La Loma " que fue el primer y único comercio abonado a la Unión Telefónica con el N 15, servicio que llego a ser de una importante ayuda a la comunidad . Entre las décadas del cincuenta y el setenta y como consecuencia de la venta de lotes en remates públicos permitió la formación de nuevos barrios y el crecimiento sostenido de la población que ya supera los 17.000 habitantes.
Publicar un comentario

Entradas populares