English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

51° Aniversario del Partido. Un poco de historia

Anteriormente a la llegada de los blancos, tribus guaraníes habitaban el lugar por su cercanía a los ríos Paraná de las Palmas y Luján. Con la llegada de los blancos, las tierras estuvieron entre las primeras repartidas por Juan de Garay tras la segunda fundación de Buenos Aires, siendo el primer dueño Pedro de Savas y Espeluca; no obstante, dos años después de la fundación de Buenos Aires —en 1582— las tierras eran entregadas a Alonso de Escobar, en virtud de esto es que comienza a ser conocido el predio como Cañada de Escobar y más tarde como Isla de Escobar.
Federico Kirbus desarrolla en su libro La primera de las tres Buenos Aires (1980), una teoría en la cual asegura que entre la zona de las barrancas del actual barrio Parque El Cazador y la costa del río Luján fue el verdadero lugar donde Pedro de Mendoza realizó la primera fundación de Buenos Aires.
Las extensiones fueron siendo subdivididas y pobladas por españoles y criollos hasta que a fines del siglo XIX llegó la estación del Ferrocarril de Buenos Aires y Campana que fue denominada Escobar. La llegada del ferrocarril entre 1876 y 1877 fue fundamental para que Eugenia Tapia de Cruz, propietaria de los terrenos aledaños al primitivo apeadero, decidiera mensurar unas 80 hectáreas para la creación de un pueblo, reservando dos manzanas como espacios verdes —de los cuales sólo se concretó uno, el conocido como Plaza San Martín— y para la edificación del futuro templo católico de Natividad de Nuestro Señor Jesucristo, apoyándose también en la existencia de algunas viviendas en la zona. Eugenia Tapia había heredado parte de los terrenos de su esposo José Antonio Cruz, fallecido en 1838, y compró el resto a sus hijos en 1864. El 4 de marzo de 1877 se toma como fecha fundacional del pueblo, esto es el día que comenzó efectivamente el remate del pueblo de Belén, realizada por el rematador Lisandro Medina. Diez años después es bendecida la primera capilla del lugar, y un año más tarde fallecía la impulsora del poblado. En 1878 ya comenzó a funcionar la primera industria, un molino harinero de la familia Ferrari.
El 8 de octubre de 1959, se crea el partido de Escobar, con parte de los partidos de Pilar y Tigre, designándose a Belén como su cabecera. Un año más tarde un decreto provincial declara Ciudad al Pueblo de Belén de Escobar, unificando en el nombre del pueblo la designación original con la del partido.

En 1916 el Banco El Hogar Argentino compra unas parcelas en el paraje conocido como El Cazador sobre las barrancas del río Luján, el cual luego vendería para formar lo que se conocería como el Barrio Parque El Cazador. A mediados del siglo XX la producción frutícola y hortícola eran los pilares económicos de la zona; de la mano de estos, Escobar se transformó en uno de los mayores productores de flores del país, hecho que motivó a que un grupo del Rotary Club creara la Fiesta de la Flor, el éxito de la misma llevó a que el presidente Arturo Illia declarara a Escobar como Capital Nacional de la Flor en 1964. Esta designación se complementaría luego con la creación del Jardín Japonés, todo un símbolo de la zona, donación de la colectividad japonesa y desarrollado por el ingeniero Yasuo Inomata.
A inicios del milenio se inauguró el zoológico Temaikén.

Las tierras eran conocidas en el siglo XIX como Cañada de Escobar, Pagos de Escobar o Isla de Escobar, llamadas así por Alonso de Escobar, quien fuera uno de los primeros propietarios del lugar. Cuando Eugenia Tapia de Cruz decide lotear unas 80 manzanas para la creación de un pueblo, elige para el mismo el nombre de Belén, en honor al lugar de nacimiento de Jesús de Nazaret, ya que ella era muy devota de la imagen del niño Jesús; la elección del nombre también fue influenciada por la existencia hasta 1779 de un hospital llamado Nuestra Señora de Belén, mantenido por la orden religiosa de los Padres Bethlemitas. Ambos nombres coexistieron hasta que en 1960 un decreto provincial unifica ambos nombres declarando Ciudad al Pueblo de Belén de Escobar.
Hoy es mucho más común escuchar referirse a la ciudad como Escobar, ya que este nombre no sólo designa al partido del cual es cabecera, sino a la estación de ferrocarril sita en el centro de la urbanización.
Publicar un comentario

Entradas populares